¡Me quiero operar la fascitis plantar!

La fascitis plantar es una patología muy común en consulta. Los pacientes acuden con dolor en el talón, en muchas ocasiones, de meses de evolución.

El dolor que describen es, agudo en los primeros pasos del día y al levantarse tras un rato de reposo. Este dolor mejora a medida que va pasando el día, pero aparece de nuevo cada mañana. Muchos pacientes han probado diferentes tratamientos sin éxito, por lo que la cirugía ecoguiada, es definitivamente la solución.

La fascitis plantar se diagnostica en consulta, mediante exploración clínica  y ecográfica, fundamental esta última, tanto para el propio diagnóstico como para hacer uno diferencial con:

-Fasciosis.

-Bursitis.

-Atrapamiento rama calcánea.

-Fractura por estrés del calcáneo.

-Radiculopatía L4-L5, L5-S1.

-Atrofia de la grasa plantar.

Todas estas patologías pueden dar dolor en el talón, y cada una requiere un tratamiento específico, por lo que es imprescindible un buen diagnostico para asegurarnos un resultado satisfactorio.

Cuando tenemos diagnosticada una fascitis plantar de larga evolución y resistente a los tratamientos convencionales con fisioterapia y a las infiltraciones, el siguiente tratamiento de elección es la cirugía. En ella se realizará un pequeño corte en la fascia para liberarla de la tensión a la que esta sometida. Tensión, que  disminuye las  capacidades y funciones que ha de tener la fascia plantar:  de soporte del arco plantar, y las imprescindibles para la biomecánica de la pisada en todas sus fases.

La cirugía de la fascitis plantar puede ser abierta, con una incisión más grande o ultraminimamente invasiva con una incisión de sólo 0.3mm. Por ello, esta última tiene muchas ventajas con respecto a la cirugía abierta:

-Menos riesgo de infección.

-Menos tiempo de recuperación.

-Se reducen los tiempos considerablemente de vuelta a la actividad deportiva.

-Menos riesgo de trombosis en pacientes con insuficiencia vascular.

Incisión en cirugía de fascitis plantar.

Una vez realizada la cirugía , resulta absolutamente imprescindible estudiar los factores de riesgo y desencadenantes de la fascitis plantar, mediante el estudio biomecánico de la pisada:

-Pies hiperpronados o «planos».

-Acortamiento de la cadena muscular posterior: Isquiotibiales, gemelos y sóleo.

-Pies muy cavos, hipersupinados o » con mucho puente».

-Hallux  límitus.

-Sobreentrenamiento.

-Incorrecta elección del calzado tanto de calle como para el entrenamiento.

Se explora y analiza al paciente en el estudio biomecánico, ya que de nos ser así, podría volver a repetirse la fascitis plantar.

La cirugía ultraminimamente invasiva ecoguiada, cuenta con una lista de «pros» tan considerable, que es totalmente el tratamiento de elección ante fascitis plantares rebeldes.

 

 

 

 


CONTACTE CON NOSOTROS



Dirección: Calle Nte., 2, 45217 Ugena, Toledo.

Teléfono: 925 53 37 21/ 680 22 68 21

Email: info@biomecanicamartinez.com

NOVEDADES