¡Me duele la cara anterior del tobillo!

El paciente acude con dolor de larga evolución en la cara anterior del tobillo sobre todo al realizar la flexión dorsal del pie( cuando «llevan la punta de los dedos hacia arriba» ). Con estos síntomas «sospechamos» del impingement de tobillo.

Es un dolor que impide desarrollar actividades deportivas sin padecer molestias, y que en la vida diaria limita según va evolucionando el tiempo si no se pone una solución. Es frecuente en futbolistas y corredores que realizan continuas flexiones forzadas del tobillo y en pacientes con alteraciones biomecánicas.

En la exploración clínica de un paciente con impingement de tobillo podemos encontrar:

-Rigidez en el tobillo.

-Tensión en sóleo- gemelo-tendón de Aquiles.

-Anteriorización del astrágalo.

-Limitación en la flexión dorsal del tobillo.

-Dolor a la palpación.

-Historia de esguinces repetidos.

El estudio radiográfico resulta imprescindible para ver  si existen signos de artrosis y osteofitos. Ecográficamente podemos descubrir fibrosis del ligamento peroneo astragalino anterior y una cápsula articular inflamada. Completaremos la exploración con el estudio biomecánico de la pisada en el que determinaremos posibles alteraciones biomecánicas que predisponen a sufrir un impingement de tobillo, ya que en muchas ocasiones, es un problema en la pisada el origen.

Los tratamientos son varios, conservadores e invasivos, cada uno de ellos encaminado a mejorar un aspecto de esta patología:

-Infiltraciones ecoguiada con corticoide: para reducir inflamación y dolor.

-Infiltraciones ecoguiada de ácido hialurónico: para lubricar la articulación ayudando al cartílago y evitar el roce entre huesos.

-Fisioterapia: para aliviar tensión en cadena muscular posterior.

-Osteopatía: para recolocar el astrágalo con respecto a la mortaja tibio peronea astragalina.

-Electrolisis percutánea ecoguiada: para solventar la fibrosis de los ligamentos.

-Cirugía: para eliminar osteofitos.

Plantillas ortopédicas a medida: para corregir malos apoyos al caminar o correr.

 

Infiltración con corticoide a paciente con dolor por impingement de tobillo de 1 año de evolución.

Dependiendo del paciente, de como se encuentre la mortaja tibio peronea astragalina a nivel óseo( con o sin osteofitos o signos de artrosis), del tiempo de evolución, del grado de dolor y de la limitación en sus actividades de vida diaria, así se escoge unos tratamientos u otros o incluso en muchas ocasiones, la combinación de varios de ellos. Todo tratando de evitar una futura artrodesis o «fijación» de las articulaciones del tobillo, lo que conllevará a otras alteraciones a nivel de rodillas y caderas.

Lo importante es realizar un buen diagnóstico a través de la exploración clínica, ecográfica, radiográfica y del estudio de la marcha para así aplicar un tratamiento efectivo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 


CONTACTE CON NOSOTROS



Dirección: Calle Nte., 2, 45217 Ugena, Toledo.

Teléfono: 925 53 37 21

Email: info@biomecanicamartinez.com

NOVEDADES